Crisis para arriba, crisis para abajo, índices de desempleo al alza, poder adquisitivo a la baja, muchas ofertas en tiendas en apoyo a la crisis, pocas ofertas de trabajo por culpa de la crisis…
Salgo a pasear a un centro comercial que es bastante fresón, pero voy con el objetivo de visitar una tienda en particular, sin embargo no desaprovecho la oportunidad de fisgonear un poco, aunque he llegado a la conclusión de que es una actividad un poco masoquista, es decir, ver tal cantidad de opciones y ofertas y tener que pasar de ellas porque estamos en crisis… pero la verdad es que, cuál crisis?? bueno, la mía sí, de eso estoy segura, es decir, económica, pero prácticamente todas las tiendas que vi tenían fila para pagar en caja. Esto no es algo que vea de vez en cuando, en muchas ocasiones y no sólo en fin de semana, paseando por las tiendas (ven?… masoquismo) he observado una y otra vez la misma situación, cuando menos unas cinco personas haciendo fila. Sí, no niego que a veces hay ofertas totalmente irresistibles, que hay que actualizar el guardarropa porque comienza el verano o el invierno o que es un vestido super guay o unos zapatos que molan (es decir, monísimo y padrísimos… sí, existen esas palabras; ahora son más sabios), per’ombreee entonces cuál crisis??
Veamos el lado positivo hay que gastar, hay que hacer circular el dinero para no colapsar tampoco la microeconomía… no sé de qué me sirve ser profesional y pragmática, igual parezco niño castigado en dulcería cada vez que visito una tienda de ropa o centro comercial.
Otro punto a favor: uno se vuelve inesperadamente creativo. En verdad existen buenas ofertas, sólo hay que estar alertas para aprovecharlas, y no sólo de descuentos y buenos precios, también hay muestras, regalos, paquetes, etc. Llega a ser muy divertido platicar con las amigas presumiéndonos unas a otras las oportunidades aprovechadas, incluso nos pasamos los datos y prácticamente nos hemos convertido en caza-ofertas-y-oportunidades-de-lo-bueno-bonito-y-barato.
Bueno, en tiempos de crisis, algunas habilidades importantes habíamos de desarrollar, no?