Hoy es el Día de la Tierra. Por pura curiosidad le pregunté a Mr. Google por Día de la Tierra 2010, resultado: más de dos millones de links relacionados. Parece que nos interesa mucho opinar en este día –y creo que no fui la excepción–, pero opino que nos debe interesar aún más hacer algo, y no sólo un día. Crear hábitos que no sólo sean amigables con el medio ambiente, pero que además, nos ayuden a cuidar nuestra economía y nuestro entorno.
Doce sencillas acciones –cortesía de Semarnat– que pueden realizarse en casa tal vez ayudarían a tranquilizar nuestra conciencia moral y ecológica. Lo más seguro es que ya las hayamos escuchado o incluso realizado, pero no está de más recordar algunas y si es posible compartirlas, aún mejor:

1. Al bañarte, cepillarte los dientes o lavar trastes, no dejes el agua abierta desperdiciándose sin remedio.
2. Evita goteras en los depósitos del baño y tuberías, dando un correcto mantenimiento.
3. Riega sólo cuando sea necesario. Hazlo muy temprano o después de que se ponga el sol, para evitar la
evaporación.
4. Usa cubeta y jerga en lugar de manguera para no desperdiciar agua cada que limpias el auto.
5. Aprovecha al máximo la luz natural, utiliza la energía eléctrica sólo cuando la necesites.
6. Cambia los focos comunes por lámparas ahorradoras (fluorescentes). Cuestan un poco más pero consumen
menos energía y duran más tiempo. A la larga ahorras dinero.
7. Pinta techos y paredes de colores claros. Tendrás mejor iluminación.
8. Apaga el aire acondicionado cuando la habitación ya esté fría y enciende en su lugar el ventilador. Éste consume mucho menos energía.
9. Utiliza el automóvil sólo lo indispensable y compártelo cada que puedas.
10. No te estaciones en doble fila; contribuyes a crear embotellamientos y más contaminación.
11. Compra de preferencia productos elaborados localmente.
12. Enseña a tus hijos estos hábitos desde pequeños.