Un día de estos cualquiera, voy manejando y recuerdo que necesito comprar un artículo. Voy pasando por la Comercial Mexicana de Tampico y me detengo para buscarlo. Hacía ya un buen tiempo que no visitaba el almacén pero claro, ya lo conocía; accedo por la puerta principal y… no entendí.
¿¿Me pueden culpar??
De verdad, les aseguro que me quedé viendo para todos lados tratando de entender… y no fui la única. No me quedó más remedio que hacer caso a uno de esos dichos que nadie sabe quién lo ha dicho pero está muy bien dicho: “¿A dónde va Vicente? A donde va la gente.”🙂