Lo dejé pasar varias veces. Está en una calle muy transitada de Tampico y nunca hicieron nada, y no me dejaron más remedio que exponerlos. Aunque… la verdad es que ellos solitos lo hicieron. Digo, poner un mini espectacular y siendo una universidad, honestamente pensaba que cuando menos ellos mismos revisarían lo que publican… pero noooo, ergo, material para mi blog, y si no me creen, échenle un vistazo.

¿Ya lo vieron bien?… no uno, ni dos, sino tres erroreeees. Hasta empecé a filosofar. Tal vez querrían hacer notar la inserción de una ovación al asistir allí, osea in-ovación, pero igual me quedaban a deber el acento (uff! que mal, hasta parece algo de Armando Hoyos). Además, tampoco creo que Steve Jobs haya querido decir eso.

Así que, escuelas de todos los niveles, les hago la atenta invitación de revisar lo que publican, no sea que me llegue a topar con sus campañas de comunicación y entonces me pongan a escribir.

Recuerden: “La innovación es lo que distingue a un líder de los demás”… y el saber escribirlo también.

No se preocupen demasiado, hay muchísima gente que no se le da la ortografía, como hay a quienes no se les da las matemáticas o geografía o historia o qué sé yo, pero para eso podemos preguntar a quienes saben y evitar errores públicos innecesarios. Yo digo, ¿no?