O El Último Maestro del Aire, como fue la traducción para México. He decidido hacer ésta reseña en dos partes, ésta primera se tratará de la película vista como tal, sin haber visto con anterioridad la serie. Una vez que me dijeron de dicho antecedente, pensé en investigar un poco y así completar algunos datos adicionales –espero–. Por lo pronto de lo que se trata:

Érase una vez un mundo que era regido por espíritus sagrados, y en dicho mundo habitaban básicamente cuatro razas, a saber: la gente del agua, del aire, de la tierra y del fuego. Éstos últimos al parecer se sentían los reyes de los elementos, pues poco a poco iban conquistando tierras con el uso de su poder. Ah! y es que en cada región había “maestros” que podían controlar los elementos de su raza, así había maestros que ejercían control-agua, control-aire, control-tierra y por supuesto control-fuego. Pero sucede que también existía un avatar, es decir, un controlador de todos los elementos. Podía reencarnar en cualquiera de las razas, pero teniendo información la raza del fuego, que el avatar de la época nacería entre la raza del aire, decidieron exterminarlos a todos, sin embargo, el último maestro de la raza del aire que resulta ser también el avatar, sobrevive casi por accidente. Ahora deberá reestablecer el equilibrio que la raza del fuego amenaza con romper, así como devolver la esperanza de los pueblos dominados ayudándolos a recordar el uso de sus poderes y de ésta manera recobrar su libertad. Lo que no es tarea fácil, pues él mismo necesita aún mucho entrenamiento para convertirse en un verdadero maestro de los 4 elementos.

Así, entre coreografías de Kung Fu, efectos especiales muy bien hechos y buen manejo de guión, puedo decir que disfruté la película y creo que bien la pude seguir sin conocimiento previo de la historia. Conocedores me preguntaron si le había entendido, supongo que sabré a lo que se refieren cuando vea la serie animada. Encontré muy buenas actuaciones; me gusta encontrar actores que en otras películas pudieran ser encasillados (como Dev Patel de Slumdog Millionaire y Jackson Rathbone de Twilight) y en cuanto a Aang (Noah Ringer), definitivamente me convenció en su papel.

Vayan preparados, probablemente vayan a ser como 4 películas, ésta trata del libro primero. En resumen, película 100% recomendable, una buena opción para asistir al cine.