Un amigo que la vio primero en Estados Unidos me dijo que era una película muy buena, y prometía ser así. Ciertamente me gustó la historia y el mensaje aunque me quedó a deber en humor. Eso o tal vez es que mis expectativas de risas en películas de animación ya son muy altas. Como sea, es una muy buena película y aquí va la reseña:

Dos extraterrestres bebés son enviados fuera de sus respectivos planetas cuando un agujero negro está haciendo desaparecer el sistema en el que se encuentran. En su camino a la Tierra chocan un par de veces lo que hace alterar sus trayectorias y mientras uno termina en el hogar ideal y crece siendo el niño perfecto, el otro, bueno, encuentra cobijo en el lugar menos esperado y haciendo uso de su ingenio en lo que conoce, pronto descubre la razón de su existir.

Así, mientras pelear uno contra el otro en su representación del bien contra el mal es su rutina diaria, algo sucede que provoca que la vida de Megamente por cambie por completo lo que lo lleva a enfrentarse a situaciones totalmente inesperadas.

Como siempre, el nombre de DreamWorks es garantía de calidad. La recomiendo ampliamente, sana diversión para toda la familia y el ciudadano promedio.

Código: vayan a verla😉