Ésta película ya está fuera de cartelera y sí, la vi hace un par de semanas, cuando aún estaba, sin embargo no había tenido la oportunidad de hacer el comentario acerca de ella y dado que 1) como ya dije, ya está fuera de cartelera, y 2) me quedó a deber mucho (razón por la cual quiero hacer el comentario), haré una reseña concisa y precisa.

Matt Damon es una especie de médium, por mero accidente. La belga Cécile De France, es una periodista que sufre un trauma durante unas vacaciones, lo que la vuelve retraída y curiosa por saber más del tema de la muerte. Frankie (o George) McLaren es un niño que sufre una pérdida que parece insuperable. Tres historias paralelas que se unen casualmente en un punto determinado, –aunque a mi parecer muy forzado–.

Clint Eastwood parecía ser garantía de película, sí, parecía; si bien es un tanto evidente su participación como director, el guión no es lo mejor que ha tenido en sus manos. Todo el tiempo esperé a que la película tuviera un rumbo y al final quisieron dárselo en como 5 minutos.

La mejor escena corrió a cargo de uno (o los dos) de los niños McLaren. Así que, se nota la razón de que haya durado poco en cartelera. Hicieron buena sinopsis y buen tráiler de la película. Pudieron quedarse sólo con ellos.