Sabemos que el uso de las emociones es una de las nuevas (para estos tiempos, ya es relativo eso de “nuevas”) formas de hacer marketing, donde se llega a profundizar incluso en los valores y momentos decisivos de los seres humanos.

Me gustó mucho como concepto el más reciente comercial de la cerveza Modelo Especial, en el que, para mostrar la dedicación especial que invierten en la realización de su producto toman como ejemplo el esfuerzo que se pone para lograr lo que realmente vale la pena en la vida, sin adornos extras pero con verdades perfectas: