O lo que es lo mismo: Gigantes de Acero, por su traducción libre al español. Los que me siguen o leen sabrán de mi afición por el cine, pero también conocerán que soy bastante selectiva; y he de confesar que dentro de mi selección no figura la saga Rocky (más que nada por mi poco interés por el box) y hago mención de ello porque lo más obvio sería hacer un comparativo entre su historia y la que es motivo de este post, (claro que Rocky is in the air y es casi improbable que alguien no sepa de él, incluida yo por supuesto), pero prefiero no arriesgarme con mi poco conocimiento, así que considero que aquellos expertos en el tema Rocky, sacarán sus propias conclusiones. En fin, que mejor entremos en materia:

En un futuro cercano, las peleas de box de robots han venido a reemplazar las de humanos. Hugh Jackman a.k.a. Charlie Kenton, es un “maneja-robots-boxeadores” que se encuentra en una muy mala racha, la que no mejora cuando se entera que debe hacerse cargo de un hijo al que había renunciado años atrás. Así se embarca en una aventura inesperada donde su suerte en las peleas y en su vida misma cambia a partir de ese hijo que apenas conoció y de un robot –Atom– que parecía estar destinado al olvido.

Escenas simpáticas de la relación –inexistente pero palpable a la vez– entre padre e hijo aderezan muy bien la película, es decir, Charlie es un soltero que vive sólo para él y está acostumbrado a esa manera, así que encontrarse con la horma de su zapato en un pequeño (no lo hurta, lo hereda, como decimos en México) tan obstinado y aventurero como él, comienza por desacuerdos, pero termina por mostrar una de las expresiones más complicadas y más simples del amor: el amor filial.

Es una película que atrapa, los efectos especiales son muy buenos y el guión, si bien no es el más original, mantiene en la trama y hasta conmueve. “Yo, Robot” es una historia de ciencia ficción inteligente y excelentemente contada, pero “Wall-e” logró emocionarnos e incluso aleccionarnos, ahora “Atom” llega a inspirar y a enternecer… temas complicados para robots, no? Al final, historias humanas.

En resumen: 100% Recomendable.

Buenas palomitas!😛