Es víspera de año nuevo (ni lo imaginaban, no?) y los newyorkinos se reúnen en Times Square para ver la tradicional esfera navideña descender justo a la media noche y así recibir el nuevo año. Es justamente éste evento sobre el que giran las historias de los protagonistas.

El filme nos habla de alrededor de diez historias que transcurren durante el último día del año. Nacimientos, amores adolescentes, padres e hijos, viejos amores, amores a distancia… y así. Hablar de ellas sería contar más de la película de lo que querría. Y es que confieso que así de ligera como la esperaba, me gustó.

Mantiene interesado al espectador, y si bien parece una reunión de amigos actores, ésta vez tanto Garry Marshall (director) como Katherine Fugate (escritora) ya sabían cómo hacerlo mejor, después de usar más o menos la misma fórmula que en “Valentine’s Day” (2010). Además por supuesto que prácticamente todos los que allí aparecen son veteranos y tienen alguna idea de qué es lo que hay que hacer (aunque algunos aparezcan como por un minuto).

Sin mayores aspiraciones que hacer pasar un buen rato, tal vez un momento de reflexión –casi por accidente y que por la fecha resulta inevitable– y algunas risotadas, es una –si no obligada– muy buena opción para ver en el cine.

Recomendada.

Buenas palomitas!🙂

P.D. La lista de actores es kilométrica así que mejor los ven cuando los tengan que ver.😛