O “Locura en el Paraíso” para mayores señas, –título en español–. Jennifer Aniston y Paul Rudd son una pareja entusiasmada por la adquisición de su primer departamento en Nueva York, con la mejor de las ubicaciones y el peor de los tamaños. Por una serie de eventos deben cambiar su vida y mudarse, pero en el camino se topan con un lugar extraño, exótico, ridículo, anacrónico y liberador (se supone)… todo a la vez. Y tanto como eso es lo que piensan en un principio de ese lugar, eventualmente llega a tener un efecto completamente inesperado para ambos.

Bien, de eso se trata la película, pero he de confesar que la vi por mero error, de esas raras veces en que veo algunos nombres en el reparto pero no me entero de la sinopsis. Aunque debí suponerlo, tanto a Aniston como a Rudd les gusta hacer de pronto películas de dudoso gusto (para mi gusto, valga la “rebuznancia”). En el breviario cultural, Wanderlust es una palabra un poco ambigua –parece que alemana– que significa “un irresistible o fuerte deseo o impulso por viajar y explorar diferentes lugares”.

En fin, que ya le dediqué más palabras de las que pensaba, así queeee… veanla bajo su propio riesgo.

Buenas palomitas!😉