Pareciera que el Man of Steel (su título original en inglés) no pudiera ofrecernos nada más de lo que ya conocemos. Y creo que así es. Sólo que la forma de contarlo, la interacción de los personajes, la acción en las escenas, etc. varían de acuerdo al productor, director, guionista y actores. Así, Henry Cavill –o Kal-el / Clark Kent–, es el primer actor británico en encarnar Superman, y con poca exposición mediática (aunque sí ha tenido sus participaciones importantes en series y filmes), resulta una cara nueva para ingresar en la lista de los super héroes reloaded.

MoS2013La historia inicia en Kryptón, con Jor-El y Lara, los padres de Kal-El. El planeta ha sido consumido sistemáticamente por sus habitantes sin prever las consecuencias, y ahora –por supuesto– están al borde de la destrucción. Jor-El lo sabe y la única manera de salvar a su hijo recién nacido es enviándolo a un lugar seguro, la Tierra. Con escenas que van y vienen en el tiempo presente y momentos mientras crecía, acompañamos a Clark en el desarrollo de sus habilidades, e incluso el control de las mismas, teniendo a sus padres terrenales para guiarlo y enseñarle a lidiar con las diferencias que posteriormente lo convertirán en el hombre que estaba destinado a ser.

Con modificaciones de vestuario, una historia diferente al último Superman visto (2006. Para algunos un poco sosa, para mí, simpática, con una cara muy familiar, pues el actor tenía un gran parecido con el fallecido Christopher Reeve), una Luisa Lane que no me convenció demasiado –Amy Adams–, y escenas que hacen recordar la saga que hizo famoso justamente a Reeve (entre 1978 y 1987), es una película entretenida. Te lleva por el viaje de descubrimiento de Clark Kent para finalmente convertirse en el Hombre de Acero, y te entretiene con las escenas de acción que si bien, son coherentes y bien hechas, el nivel de destrucción –como ya sabrán– es épico.

En resumen: recomendada!

Buenas palomitas!🙂